Skip to content

Budapest y sus bares en ruinas

Como sabes, reciclar es muy sano, ecológico, trendy y hasta puede ser artístico. En Budapest, el reciclaje se lleva un paso más allá: hasta las entrañas de sus propios edificios. Singulares cnstrucciones en pleno corazón de la capital húngara, marcadas por los duros años del comunismo y un especial encanto decadente, se llenan de testimonios de todo tipo, de vestigios de historia y de historias de lo más variopinto. Algunos de estos emblemáticos edificios se han convertido, mejor dicho, reconvertido, en los llamados “bares en ruinas” o “ruin pubs” de Budapest.

Son lugares curiosos y sorprendentes, con una decoración asombrosa, llenos de coloridos espacios y estancias originales en las que dejarse seducir por la vida bohemia y el arte.

Bar en ruinas del distrito VII, Budapest.
Bar en ruinas del distrito VII, Budapest.

Espacios que tanto los locales como los viajeros visitan para poder charlar, tomar una copa, picar algo, pasar un agradable rato de lectura, disfrutar de proyecciones y tertulias, conocer a gente interesante de cualquier rincón del mundo, aprender algo nuevo… Los recovecos de estos bares enamoran.

El Super8 fue el primero de los que visitamos: multicultural, shabby-chic, esencialmente adornado con luces toda suerte de artefactos, gran lugar para tomar algo e incluso para ¡aprender un poco de húngaro! ¿Qué mejor introducción a la vida húngara que un curso express de este enigmático idioma? En una horita te puedan enseñar cómo hacer las preguntas básicas para moverte con total autonomía, y después de unas lecciones básicas, ya estás listo para conocer otro aspecto: los sabores nacionales más típicos como el del lángos -una especie de focaccia sabrosa y energética- y por supuesto, palinka, la bebida húngara por excelencia.

La vida nocturna de Budapest ha recuperado estas construcciones avocadas a un terrible destino, y las ha puesto en el candelero al rojo vivo. Los aclamados bares en ruinas se distinguen por sus muebles de diseño, la cantidad de detalles que los adornan, que podrían haber salido de un centenario baúl de los recuerdos o de mercados exóticos, aire retro, carácter propio. Vuelven locos a los más jóvenes y atraen las miradas de personas de todas las edades.

a Bar. Foto de @anapiccola
Szimpla Ruin Bar en ruinas. Foto de @anapiccola

Uno de los más famosos, el Szimpla, recuerda a la noche berlinesa, donde además, tiene un homónimo: otro bar Szimpla, que de alguna forma conecta estas dos ciudades, así como a sus visitantes. Alberga un escenario para obras de teatro, actuaciones diversas, conciertos, exhibiciones e incluso talleres.

Cada uno de los “ruin pubs” tiene un estilo propio, una atmósfera y energía únicas. Jardines, interiores, laberintos, terrazas… los bares en ruinas están en realidad abiertos durante todo el año. Son diferentes.

Desde viejas fábricas hasta antiguos palacetes que parecen sacados directamente de la época floreciente del Imperio Austro-Húngaro, con el encanto de una decadencia elegante y un rejuvenecimiento total gracias al pop art. Dignos de ver por su originalidad. Puedes visitar varios de estos innovadores bares en el distrito 7, y dejarte conquistar y sorprender por su estilo, sus adornos y su clientela sin par.

Published inTravel

Be First to Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *