Skip to content

La Vuelta al Mundo en Mercadillos de Navidad

Uf, hay crisis sin duda, ¿pero quién puede evadirse de las tradicionales compras navideñas? Afortunadamente y durante estas fechas podemos disfrutar de una amplísima red de mercadillos navideños que nos pondrán las cosas mucho más fáciles y, además, nos ayudarán a encontrar de todo: Obras de arte, antigüedades, artesanía, objetos de colección y hasta auténticas gangas. Solo tenéis que enganchar con Tripwolf y acompañarnos por esta vuelta al mundo en mercadillos de Navidad.

Desde luego que la marca de la casa está en Europa, sobre todo en el centro del viejo continente, aunque ya casi ningún país europeo puede escapar a la multitud de puestecillos que aflora durante estos días tan entrañables. Pero no podemos hacer un reportaje sobre mercadillos de Navidad sin acudir al más antiguo del planeta.

Mercado de Dresden. Foto LH DD Wifö

Oficialmente y según la primera documentación escrita, el mercadillo más legendario es el de la ciudad de Dresde. Como no podía ser de otra manera el más antiguo tenía que estar en Alemania, cuna de los mercadillos navideños. El Christkindlmarket de Dresde se remonta nada menos que a la primera mitad del siglo XIV. Le siguen en antigüedad otros dos imprescindibles: El de Estrasburgo, de 1570; y el de Nüremberg, de 1628.

Por contra, el mercadillo navideño más joven se encuentra en la preciosa y medieval ciudad de Tallin, pero algo nuevo debía tener esta ciudad Patrimonio de la Humanidad.

Mercado de Praga. Foto Hynek Moravec

Desde luego en Europa no puedes perderte además los fantásticos mercadillos londinenses. La capital del Támesis, tan famosa sus variados mercados durante todo el año, no podía por menos que acondicionar todos ellos para las compras navideñas. Una vez en Londres, la ruta es extensísima y debes incluir los de siempre: Camden, Portobello, Borough, Notting Hill…

Mercado de Trocadero. Foto dalbera

El mercadillo de Navidad de Praga es, probablemente el que ofrece, junto al de Bremen, las imágenes más románticas y clásicas, como de cuentos de hadas. Aprovechad si estáis por aquí para degustar un vasito de grog, ese delicioso té con ron, acompañado por unas castañas bien calentitas.

Y, por supuesto, París… cómo no iba a estar la ciudad de la luz en una tournée de mercadillos navideños. No es el mejor, ni el más especializado, pero el Sena y la Tour Eiffel hacen de los Jardins du Trocadéro un paseo imperdible.

(Continuará…)

Imágenes en Creative Commons or Public Domain: Flickr/dalbera, Wiki/LH DD Wifö y Wiki/Hynek Moravec

Published inchic para todos los bolsilloscuriosidadesdestinos destacados

Be First to Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *