Skip to content

Swing, swing… Swim Out!

Ver una competición deportiva o un buen espectáculo son razones poderosas para viajar a otro destino, si es que necesitas alguna “excusa” para viajar. Si tu hobby, tu pasión, se despliega sobre un escenario 10, ¡el viaje está servido!

Hace ya un año que escribía sobre la preciosa estación de Canfranc y cómo se viste de época para el regocijo de los participantes en el gran homenaje que tiene lugar cada verano. Este año, ¡gran año! he descubierto lugares fantásticos en los que disfrutar de la música swing de los maravillosos años 20. En los Pirineos, Nueva York, San Francisco, Madrid, Zaragoza, Sevilla… y ¡por todo el mundo! hay grandes bailarines con los que disfrutar del lindy hop. Altamente recomendable como ejercicio físico, social, y también es un deleite como espectador y oyente: la melodía, el show … ¿te animas? ¡mira lo que se avecina!:
Imagen1
¡Este festival promete! Las ediciones anteriores de “SwimOut” tienen fabulosas críticas. Un programa divertido como pocos con fiestas de disfraces, aprendizaje, competición, catas, playa… ¡y además es en Costa Brava! ¿se puede pedir más?

Este año, cientos de aficionados del swing ya van de camino para allá ¡desde todos los rincones del mundo! La primera noche se plantea más o menos así de enérgica:

Ya hace días que se ha tenido que colgar este cartel, que huele a éxito rotundo:
14141760_1788119688095398_3907070042393950729_n
¿Y sabes qué es lo mejor de todas estas horas de esmerado baile? Las risas y sonrisas, ¡mira qué caras de gozo!:
grup-retoc-e1447108558560
¡Vaya grupo! eminencias del swing, principantes, aficionados… aquí hay lugar para todos 🙂
13458574_1759419557632078_4221334236984608421_oHay festivales todo el año y por todas partes. Puedo recomendar algunos como el Babble -aunque suene a dialecto asturiano, también es un gran encuentro de swing-, que tiene lugar en Mayo en New York de la mano de grandes profesores como Jennifer Sowden, de Brooklyn Swings.
13556890_620298348132664_807382313_n
Nueva York tiene una vibrante comunidad de Swing dancers. Artistas y músicos de apoteósicas bandas de jazz que se disfrutan en directo desgastando armónicamente las suelas de los zapatos en originales pistas como el histórico Speakeasy Le Back Room downtown Manhattan, iglesias algo escondidas, la genuina Tavern on the Green en Central Park, el famoso Lincoln Center, el Muelle 45, la Isla de Roosevelt o la de Governors, el portaaviones del Intrepid Museum o ¡incluso el metro de principios de siglo que duerme en el Transit Museum!
Puedes ir solo, eso no es problema, siempre se aprende y se pasa bien, ¡garantizado!
back lincoln
Si hace bueno, ¡qué alegría poder bailar en la calle!
13687421_171436236596279_1618070320_n
Escenarios de altos vuelos como este hacen que nunca se te olvide la especial velada.
13305154_10157046159150193_6900217782553252020_o
¡Incluso en las entrañas de la ciudad, bajo tierra!
IMG_6617
Hay muchas muchas ganas de reencontrar amigos y bailar y bailar y bailar…  ¡junto a la orilla del mar!. Porque lo mejor de todo: son las personas que hacen posible que todo esto tenga lugar.
Próxima parada: Palafrugell, ¡vamoooooos!

Published inTravel

Be First to Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *