Skip to content

Sabores de Sudáfrica

Algo muy importante de cada lugar que exploramos es, sin duda, probar los sabores de la gastronomía local. Degustar los platos típicos, de la manera en la que los lugareños los comen, es una experiencia cultural que nos aproxima a las gentes de cada rincón del mundo, y a cómo viven sus costumbres reflejadas en la cocina, uno de los aspectos más característicos de cada comunidad.

A través de la cocina típica salen a relucir los mejores productos de cada tierra e incluso sus tradiciones y valores. Algunos de los sabores que conquistaron nuestros paladares en Sudáfrica fueron los del Bunny Chow, el biltong, las tortitas, el estofado de impala, las frutas naturales o el dulce pudding de malva.

Pequeños Bunny Chow, de carne y vegetarianos. Fat Baz, Durban. Foto: Ana Fañanás
Pequeños Bunny Chow, de carne y vegetarianos. Fat Baz, Durban. Foto: Ana Fañanás

En Durban, donde se halla la comunidad hindú más grande del mundo fuera de la India, reina el curry y la especias se combinan maravillosamente, con un toque picante. Así son los llamados “Bunny chow“, que generalmente son de pollo, y que puedes encontrar fácilmente en cualquier rincón de la ciudad.

Típico puesto de Bunny Chow.
Típico puesto de Bunny Chow.

Uno de los sabores más típicos de Sudáfrica es sin duda el llamado “biltong“. Se trata de un tipo de carne seca, cuya materia prima es cualquiera de las habituales especies cárnicas del mercado sudafricano, o procedentes de la ganadería o de la caza.

 Biltong. Foto de de @traveldudes
Biltong. Foto de de @traveldudes

Con ternera, avestruz, jabalí… o gran variedad de especies, se elaboran estos filetitos cortados en finas tiras a través de sus estrías. El biltong se puede comprar en las tiendas a granel, y comer directamente de la bolsa, sin añadirle ningún acompañamiento, simplemente masticado como un snack. También se prepara en platos más elaborados, como en hamburguesas o hasta rellenando ricas tortitas, como las que tuvimos ocasión de probar en Harrie’s Pancakes, en Graskop ¡muy recomendables!

Tortitas en Harrie's Pancakes, GrasKop. Foto de @TasteOfSlow
Pancakes en Grass Kopf. Foto de @TasteOfSlow

Para los más golosos, un postre muy típico es el pudding de malva. Lleva azúcar, harina, leche, huevos, mantequilla, mermelada y nata. Se suele servir acompañado de helado, y aporta mucha energía, calorías y por supuesto, felicidad 🙂

Pudding de Malva, Johannesburgo
Pudding de Malva, en “Simply Asia”, Parkhurst Square, Johannesburgo

Los más carnívoros amantes de las proteínas animales, tienen gran variedad de ricas carnes que probar en Sudáfrica. Una muy sabrosa es la carne de impala, uno de los antílopes más comunes en el país. Esta carne se prepara en jugosos estofados, horneada, a la parrilla… está riquísima.

Estofado de Impala en Restaurante Saskia, Fusion Boutique Hotel. Foto: Ana Fañanás
Estofado de Impala en Restaurante Saskia, Fusion Boutique Hotel. Foto: Ana Fañanás

El pescado es también delicioso. Te recomiendo que pruebes el kingklip -el congrio dorado- en cualquiera de sus formas.

Tengas las preferencias que tengas, la rica y variada cocina de Sudáfrica será un regalo para tu paladar.

 

*Queremos agradecer esta publicación a la oficina de turismo de Sudáfrica y a iambassador. Tripwolf edita todo el contenido publicado en esta web.

Published inconsejoscuriosidadesdestinos destacadosturismo gastronómico

Be First to Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *