Skip to content

Lo mejor de Praga ¡en un día!

Dicen de ella que es la “Madre de todas las ciudades”. A menudo se encadena con sus parientes Viena y Budapest en un mismo viaje, aunque a Praga le sobra carácter para constituir por sí sóla un destino seductor al que viajar en Europa, en todo el corazón del continente.

Karlův_most

24 horas en ella pueden ser tremendamente dulces e intensas al mismo tiempo. Exprimirlas al máximo era mi objetivo, y aquí os dejo la primera parte de la lista de lo que más me cautivó en este aperitivo de Praga. Los 12 aspectos que no te puedes perder de esta ciudad empiezan por aquí:

1- El teatro

El primer edificio que llamó mi atención fue el Teatro de los Estados, tan originalmente verde, íntimamente vinculado a Mozart, ya que él dirigió “Las bodas de Fígaro” y presentó por primera vez “Don Giovanni”. Dicen que este músico decía “los praguenses sí que me entienden”. Además, aunque su apariencia majestuosa puede hacernos pensar que es prohibitivo, por unos 25€ se pueden ver obras en este famoso escenario. Lo podréis ver en la película Amadeus, que se rodó aquí.640px-Stavovske_divadlo

Además del de los Estados, el Teatro Nacional es el alma de la ópera, el ballet y el drama checos. Tras su apertura en 1881 sufrió un terrible incendio, tras el cual tuvo que ser parcialmente reconstruido. Así, la cúpula dorada que lo corona, refleja una agridulce historia, causa con la que el pueblo de Praga se solidarizó, ya que el edificio se hizo con fondos populares.

national-theatre-913262_640

2 – La música

Praga es una capital rítmica y musical, su belleza es sinfónica, orquestada, y en ella los checos hacen gala de sus sobresalientes dotes como bailarines. Uno se da cuenta en seguida de que la música y el baile encabezan la programación de las diversas actividades culturales que esta ciudad ofrece. Tal elegancia musical amplia en estilos difícilmente la encontrarías en otro lugar. La campana de Segismundo, es un sonido determinante en la musicalidad de la ciudad: se decía que si se rompía, llegaban la desgracias. ¿Sería por eso que ocurrieron las inundaciones totales en 2.002?2089039568_f96d0b7511

3- El centro

Un lugar histórico, epicentro de la actividad praguense es la Plaza de Wenceslao, que ha presenciado muchos de los acontecimientos de la historia reciente de Praga y de la República Checa en general. Antiguamente albergaba el mercado de caballos. Los edificios que rodean esta larga plaza -de 750 metros de longitud por 60 de anchura- son en su mayoría hoteles, restaurantes y tiendas de moda. El acontecimiento más importante que se ha dado cita en la Plaza de Wenceslao sucedió en noviembre de 1989, cuando una manifestación contra la brutalidad policial inició la Revolución del Terciopelo y la caída del comunismo.cerny-guns-6021-800x600
Muy cerca de la Plaza de Wenceslao encontramos el Jardín Franciscano. Este pequeño parque es un rincón ideal donde poder descansar las piernas en un intenso paseo por Praga. Los pisos que dan a este jardín son de los más caros de la ciudad.800px-Praha,_Nové_Město,_Františkánská_zahrada_(3)

4. El arte

El edificio más famoso de la plaza es el Museo Nacional de Praga, obra de Josef Schulz, el mismo arquitecto que el teatro Nacional. Desde hace 150 años domina la plaza siendo un símbolo de la cultura y la nación checas.

Otro tipo de arte que puebla la ciudad son las controvertidas esculturas del artista David Černý. Las estatuas cargadas de ironía, te sorprenden integradas con el arte urbano, como la de San Wenceslao, que muestra al soberano checo sentado sobre la barriga de su caballo muerto, colgada del techo de la Galería Lucerna, un pasaje comercial que encierra un cine y otros locales como cafeterías.2775512699_0c159e594e_b

Otras esculturas que sin duda te pararás a admirar en Praga serán las obras de Anna Chromy, discipula de Dalí. Un buen ejemplo está junto al Teatro Principal

3650173707_ff984b63c1

5. El camino real

El centro histórico de la ciudad, Stare Mest, ha sido incluido en la lista de Herencia Cultural y Científica de UNESCO desde 1992. En él se halla el Castillo de Praga y la Catedral de San Vito -donde está la famosa Campana de Segismundo que nombrábamos más arriba, así como la sepultura de un nieto de los Reyes Católicos, estrechando el víncuo español con esta nación-. La solemnidad de la Guardia Real del Castillo no tiene nada que envidiar a la Guardia Británica. Tras las puertas que custodian se guarda el Tesoro Real, que sólo se enseña al público cada 5 años.

La preciosa Praga es en sí un tesoro, y 24 horas son sin duda insuficientes para descubrir su plenitud y gozarlo… ¡pero son un buen aperitivo, que te deja con ganas de más! 🙂

Published inTravel

Be First to Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *