Skip to content

Compras navideñas en el centro de Madrid

Las Navidades son la época de compras por excelencia, la gente se echa a las calles, que, adornadas con miles de luces, se vuelven un fuerte reclamo para que la gente pasee entre escaparates y se haga con algún que otro capricho. En Madrid, en las proximidades de estas fechas, las calles que rodean la Puerta del Sol se convierten en un constante trasiego de gente.

Algunos de los lugares preferidos por los madrileños para pasear en época navideña son la Gran Vía y la conocida como plaza de Callao, en la que cada año se levanta un enorme árbol de Navidad y donde los edificios se adornan con llamativos luminosos. Se trata de una zona especialmente bulliciosa, pues es aquí donde la Gran Vía confluye con la calle Preciados, una de las más concurridas no sólo de España, sino del mundo entero.

El enorme árbol de Navidad que adorna la plaza de Callao lo instala cada año El Corte Inglés como reclamo comercial, que además adorna su fachada con motivos navideños. En ese mismo punto se encuentra el Fnac, donde comprar música, libros, películas, videojuegos… Aquí encontrará de todo para regalar en Navidad.

Preciados es la calle comercial por excelencia. A lo largo de ella y de su paralela, la calle del Carmen, encontraremos diferentes establecimientos de las marcas de ropa con mayor presencia en nuestro país, tales como Blanco, Zara, Bershka, Springfield, Mango, H&M… ¡Un paraíso para aquellos que quieren ir siempre a la última moda! En ambas calles pueden encontrarse zapaterías de bajos precios y pequeñas tiendas de abalorios y complementos.

La calle Preciados es, además, el lugar preferido por músicos callejeros, mimos y actores de todo tipo. A cada paso nos encontraremos con peculiares personajes, desde aquellos que nos asustan cuando pasamos por su lado a los que nos ofrecen un repertorio de música de cualquier género imaginable. Mimos caracterizados como hombres de barro, malabaristas, manteros y mendigos que acuden a tan comercial calle buscando caridad, conviven los unos con los otros de un modo que se antoja casi medieval.

Atravesando la Puerta del Sol, sin olvidarnos, eso sí, de comprar lotería de Navidad en la administración de Doña Manolita, continúa la zona comercial por la calle Carretas, en la que abundan las zapaterías y las tiendas de ropa y complementos. Sin embargo, la novedad en esta zona se localiza al final de la calle, en la Plaza de Jacinto Benavente donde, bajo una enorme araña de Navidad, se halla instalada una feria de artesanía.

En las distintas casetas que la componen pueden encontrarse productos manufacturados, artesanos y ecológicos, desde bolsos a frutas escarchadas, inciensos, lámparas y todo tipo de objetos de fantasía pueden encontrarse aquí. Sin duda visitar Madrid en Navidades es una buena opción para hacer tus compras distraídamente mientras paseas por el centro bajo un baño de lucecitas de todos los colores.

Published inconsejoscuriosidadesde fiestadestinos destacadoseventos culturales

2 Comments

  1. srvaliente srvaliente

    Pero, lo mejor son las camapanadas de fin de año en la plaza mayor. Aunque eso se pone de bote en bote el ambiento es muy grato y recomiendo a los turistas extranjeros que se acerquen (si pueden XD) por alli en esa fecha.
    Es una opcion mas para visitar madrid

  2. Piolmar Piolmar

    Lo que se ha olvidado poner y quizás sea lo más peculiar de Madrid en esas fechas es el mercadillo navideño en la Plaza Mayor, donde se pueden comprar toda clase de artículos navideños para montar el Belén o el Árbol de Navidad. Y también los artículos de broma para celebrar el día de los Inocentes que se celebra el 28 de diciembre. Antiguamente había multitud de paveros que vendian los pavos vivos para celebrar la cena navideña

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *