Skip to content

Canfranc: oro, contrabando, espías e historias de frontera

Como todas las tierras que marcan fronteras, mi región es apasionante. ¿Quieres asomarte conmigo a un lugar fronterizo memorable cerca de mi pueblo natal? La historia de la Estación Internacional de Canfranc, en pleno pirineo aragonés, es imborrable. Estas vías que separan España y Francia son silenciosos testigos de infinitos conflictos, dramas, encuentros y tramas incomparables.

Se comenzó a construir en 1915, en plena Primera Guerra Mundial, y las obras se dieron por terminadas en 1925. Tras ser inaugurada por el rey Alfonso XIII, empezó a funcionar en julio de 1928, época de esplendor… ¡y qué esplendor!

Foto: Recreación Inauguración Estación de Canfranc
Foto: Recreación Inauguración Estación de Canfranc, ambientada en 1928

En 2002 fue declarada Bien de Interés Cultural. Habían transcurrido 74 años desde su inauguración, que tuvo lugar un 18 de julio… ¡y tuvo que ser increíble! En esta fecha se celebra cada año una preciosa recreación ambientada en la época, y sus asistentes se movilizan en favor de su reapertura.

11988313_1642860435950005_6796695567653379686_n

Los maravillosos años 20 serían menos maravillosos sin el ritmo de la música swing que los surcó. Los compases de lindy hop acompañaron mi visita a esta emblemática estación, y ¡cómo no!, confieso que bailar dejándose llevar por ellos en un entorno así es especial… ¡ojalá la música acompañe siempre así los viajes!

swing

Acudir un 18 de julio a celebrar su inauguración, ¡es como viajar en el tiempo!

 Foto de Alberto Supervía en la Recreación Inauguración Estación de Canfranc
Foto de Alberto Supervía en la Recreación Inauguración Estación de Canfranc

El esplendoroso edificio central de la Estación de Canfranc combina diversas influencias arquitectónicas, desplegando un gran escaparate de bienvenida a España para los visitantes extranjeros. Las dimensiones de la estación son espectaculares: 240 metros de longitud, 75 puertas a cada lado, tres alturas, y extensas vías -de ancho europeo a un lado y español al otro-. Su largo edificio principal combina el cristal, el cemento y el hierro, materiales propios de la arquitectura industrial del momento. Su cuerpo central cobija el vestíbulo, donde grandes ventanales, pilastras y mobiliario de madera estilo déco se combinan para crear un espacio suntuoso. A los lados se ven los vestigios del puesto aduanero, la comisaría de policía, correos, un hotel internacional y carteles bilingües indicando múltiples destinos de conexión.

De Canfranc al mundo. Foto: @anapiccola
De Canfranc al mundo. Foto: @anapiccola

Ocho años después de su inauguración se cerró por la Guerra Civil para reabrirse en 1940. En esta dura etapa, la estación contempló el paso de caudales nazis hacia España, como una auténtica “Casablanca pirenaica”, albergando espías de la Resistencia francesa, judíos que huían de las SS y toneladas de oro nazi que recorrían la ruta Alemania-Suiza-España-Portugal, puerta a Sudamérica.

Interior de un tren en Canfranc
Interior de un tren en Canfranc

En 2001 salió a la luz el hallazgo de documentación abandonada en la estación que reflejaba el paso de toneladas de oro nazi por Canfranc, donde una red de espionaje formada por vascos, franceses y aragoneses actuó unida, arriesgando sus vidas, para contribuir a la derrota de la Alemania nazi.

El paisaje natural de Canfranc acoge a los trenes olvidados
El paisaje natural de Canfranc acoge a los trenes olvidados

El Heraldo cuenta que «Los alemanes vivían en la estación y celebraban hasta conciertos de piano en el comedor. Eran muy educados. Bailaban valses con las chicas de Canfranc y les regalaban chocolate. Ellos eran ingenieros o químicos y nosotros, unos ignorantes que tenían mucha hambre después de la guerra» recuerda un vecino de Canfranc que por aquel entonces tenía 14 años y ahora prefiere el anonimato. Dicen que si alguna historia de amor se fraguó, como en Casablanca, no perduró.

CanfrancSi las paredes de la estación hablaran, seguro que con las historias que atesoran, tendríamos guiones para muchas plículas. Aun con la inclemencia del paso del tiempo, la estación de tren es pomposa todavía. Apenas presenta actividad, y aún sí es la estación de ferrocarril más grande de España, y una de las más espectaculares de Europa, olvidada en su pequeña plataforma de los Pirineos.

Protagonistas de la Recreación Inauguración Estación de Canfranc
Protagonistas de la Recreación Inauguración Estación de Canfranc

Hacer la visita guiada que se ofrece es muy recomendable. Para para asegurar tu plaza, ya que los grupos son muy limitados por seguridad, te aconsejo concertar cita con la Oficina de Turismo de Canfranc.

Interior de la estación que ocuparon las tropas nazis.
Interior de la estación que ocuparon las tropas nazis.
Así se funde el vagón con el paisaje... ¿mola mi foto?
Así se funde el vagón con el paisaje… ¿te gusta mi foto?
Published inTravel

One Comment

  1. […] 10, ¡el viaje está servido! Hace ya un año que escribía sobre la preciosa estación de Canfranc y cómo se viste de época para el regocijo de los participantes en el gran homenaje que tiene […]

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *